Contratar SEO – ¿cómo acertar?

Contratar SEO – ¿cómo acertar?

Todos queremos que nuestra empresa aparezca en la primera página de los buscadores cuando alguien realiza una búsqueda por una determinada palabra clave o keyword. Encontrar la forma de conseguirlo o la persona/empresa que nos lleve a ello suele ser una tarea difícil.

Que nuestra empresa aparezca en la primera página de Google cuando alguien busca nuestro nombre corporativo no es ningún mérito (si no apareciera sí que sería muy grave). Lo importante es que nos encuentren buscando el producto o servicio que queremos vender, y eso no es tan sencillo. Son estas palabras claves las que nos pueden llevar a conseguir aumentar el número de ventas, y por ende más ingresos.

Pero a la hora de contratar servicios SEO no es fácil elegir. ¿Cuáles son los mejores? Pues obviamente cuando buscas “experto SEO” o “SEO” en Google los que primero aparezcan, pero muchas veces no están al alcance de la mayoría de empresas y profesionales que desean contratar un servicio de estas características. O simplemente sólo trabajan en proyectos propios.

De ahí que haya que realizar una segunda búsqueda y centrarse en algo más asequible económicamente pero que de verdad cumpla las necesidades que tienes para tu empresa. Poner 40 enlaces y escribir 3 reseñas no es SEO. Hay muchos “profesionales” que ofrecen eso como SEO, otros que prometen la primera posición en Google por 30€ al mes y también hay muchos clientes que buscan esto, ser el primero sin invertir nada.

Y sí, “expertos SEO” hay muchos, profesionales de verdad hay menos y personas que regalen sus servicios en este campo muy pocos. No quiero decir que intenten engañar a los clientes (que muchas veces pasa), pero sí conozco varios casos de personas que han contratado el típico servicio baratito que promete colocarte el número uno de los buscadores en dos semanas y han estado varios meses esperando (y pagando claro está) sin obtener ningún resultado.

Otra utopía (al menos desde mi punto de vista) es que los clientes exijan resultados antes de pagar, bueno por llamarlo de alguna manera, porque suelen estar dentro del grupo de qué me haces por 50€. Pues miren señores, los resultados llegan, pero con trabajo y gran inversión de tiempo para ello. Además, como he dicho más arriba, por la experiencia, los conocimientos y trabajos realizados puedes estimar un tiempo necesario para colocarte en la primera página de los buscadores, pero como creo que nadie de los que se dedica al SEO conoce el algoritmo exactamente, afirmar algo me parece demasiado valiente.

Y por último voy a mencionar las subidas frenéticas que conllevan descensos más frenéticos aún, ya que se basan en técnicas de dudosa legalidad y que hacen que al mínimo cambio de algoritmo (y ahora están muy de moda), las páginas así posicionadas desaparezcan directamente de las SERPs.

Seguro que habéis oído que hay 200 factores que afectan al SEO, seguro que habéis visto más de una lista (o una infografía que son más bonitas) con esos 200 factores y puede que hayáis intentado aplicarlos sin ver ningún tipo de resultado. Igual que yo no me dedico a pintar cuadros porque quedarían de esa manera o que no me leo 7 libros de medicina y quiero ser médico, con esto del SEO pasa algo parecido. Se necesitan conocimientos por supuesto, pero se necesita llevarlos a la práctica, ensayar, analizar qué pasa y seguir probando para ver qué técnicas nos aportan resultados positivos y cuáles no sirven para nada (si, antes de aplicar algo a los clientes se suelen realizar experimentos propios para ver qué técnicas son útiles y cuales no sirven de nada).

Y claro, si has llegado hasta aquí puedes imaginar que me dedico a vender servicios de SEO y que no me interesa para nada que la gente lo haga a su manera porque conllevarían menos ingresos para mí. Y la verdad que es todo lo contrario, no me importa para nada. Lo que sí me da pena es que lo que acabe llegando a mis manos sean casos catastróficos y tener que trabajar más de lo necesario para intentar corregir los desastres, algo que por supuesto no es fácil y tampoco se consigue siempre.

Pues con todo esto dicho creo que no queda más que añadir. Los servicios SEO que yo me dedico a ofrecer (y no sólo yo, también otros profesionales del sector, pero este es mi blog y hablo de lo que yo hago) no garantizan que en una semana estarás en el primer puesto de los buscadores ni se basan en crear 3 enlaces, dos reseñas y escribir tweets como loco (por esto de que ahora las redes sociales son importantes para el SEO). Si no que llevan un estudio previo, un análisis de para qué se necesita el SEO (eso de estudiar las keywords que conviene posicionar) y luego hay un trabajo diario para posicionar esas palabras clave. Además de aplicar técnicas que he usado antes y conozco los resultados que me han ofrecido. Sin milagros, pero con resultados visibles en el tiempo.

Artículos relacionados

Sin Comentarios

Puedes dejar el primer comentario

Comentar

Please enter your name. Por favor introduce un email váildo Please enter a message.

Contacta conmigo

Nombre

E-mail

Asunto

Mensaje

¿Estás buscando un hosting de calidad?

Hosting

Twitter